Se ha producido un error en este gadget.

FILOSOFIA DEL TENIS


El tenis en su propio contexto es un vehículo invalorable para la enseñanza de las habilidades de vida para los jóvenes. Deben encarar al mundo solos, y el mundo es un rival muy duro. Cuando las cosas van mal no hay jugador sustituto ni descansos. Se enfrenta con continuas series de problemas y desafíos, encontrar un cambio a través de esta jungla y producir la solución correcta y al tiempo correcto demanda gran autocontrol y auto convicción. Adquirir habilidades en pensar positivo, disciplina, manejo del estrés y autorregulación son indispensables para el viaje de la vida. La batalla real de ganar o perder es medida internamente, aquellos quienes manejan sus propias debilidades se encontrarán transformados positivamente en el proceso. La experiencia los hace sentir más completos, más despiertos y mucho más maduros.

En el tenis, la competición es lo que trata, es el lugar donde los jugadores demuestran sus habilidades para poder saber quienes son, como están y si son capaces de lograra y luchar por sus metas.

Muchos jugadores asocian la competición con ganar o perder. En realidad, la competición solo representa la competencia contra uno mismo. Esta es como una promesa de realización o desempeñó personal, así cuando haya que competir estén físicamente, mentalmente y emocionalmente listos para lograr lo mejor de ellos mismos. Su éxito está relacionado a sus propias metas individuales y habilidades. La gratificación asociada con un propio compromiso con una meta y trabajar duro con entusiasmo, deseo, determinación y esfuerzo para lograr esas metas es todo lo que el deporte representa.

Los jugadores deberían disfrutar la competición trabajar duro y dar el 100 % de lo que tienen, pero no quedarse emocionalmente atrapados en pensar que el tenis es la única avenida para desarrollar su identidad y su propia estima. Los jugadores necesitan reconocer que hay más que el deporte en la vida, pero que las lecciones aprendidas a través del mismo (disciplina mental, control emocional, trabajar duro para lograr metas, persistencia para doblegar las adversidades, etc.) son habilidades que ayudarán a ellos a tener éxito, tanto en la cancha como en la vida.

Esto es precisamente la filosofía del tenis.