Se ha producido un error en este gadget.

martes, 11 de octubre de 2011

No hay mucha diferencia en los entrenamientos entre hombres y mujeres, aunque hay que tomar en consideración su especial estructura, y las características funcionales y psicológicas de las mujeres.

La pregunta es, si hay diferentes métodos de entrenamientos en el tenis masculino y femenino. En orden para contestar esta pregunta debemos primero ir a las diferencias entre hombres y mujeres en general y entonces compararlos como afectarían en el deporte.

Las diferencias entre los sexos, que son características de estructura funcional y psicológicas, comienzan en la niñez. Las mujeres tienen miembros más cortos, manos y pies más chicos que los hombres, lo cual afecta su flexibilidad física y destreza. En los adultos, el tronco de la mujer es más largo que el de los hombres, por lo tanto el centro de gravedad de la mujer es más bajo -el esqueleto de la mujer es más enfático, mientras que el hombre tiene su énfasis en los miembros.

La parte superior del coxis de la mujer es más corta, como la parte inferior del mismo es más larga, y la curvatura de la espina dorsal es más pronunciada.

El ancho de los hombros y los músculos del mismo son menos desarrollados, lo cual resulta en menos fuerza para lanzar y pegar, por ejemplo, en el caso del saque en el tenis. El ángulo entre la parte superior e inferior del brazo le da a la mujer mayor versatilidad en el movimiento de sus manos, pero este ángulo con su resultante reduce el brazo de palanca, que no es aconsejable para lanzar, pegar o realizar movimientos amplios (swing), y no es adecuado para los golpes del tenis.

La pelvis de la mujer es más ancha, plana y más fuerte. La formación del fémur es diferente a la del hombre. El ángulo entre el muslo y la cadera resulta en una relativa relación de articulación trabada entre el muslo y la pantorrilla, donde, en combinación con el centro de gravedad bajo causa una clase de apalancamiento en el correr y saltar.

Las mujeres tienen menos peso que los hombres, y el grado de crecimiento es menor, por lo tanto el promedio de la masa muscular de la mujer es 50% menos que la del hombre.

En suma, las mujeres tienen una proporción significativa, más alta de células grasas, con un efecto nada favorable en el "radio potencia-peso". La fuerza muscular especial que se necesita para el tenis y la fuerza total es menos en las mujeres que en los hombres, y es adquirida más lentamente.

Por el contrario, la elasticidad muscular femenina es mayor y dirige a menos tensión muscular en los entrenamientos y en la competición.

                       

                                              







CARACTERÍSTICAS
FEMENINA
MASCULINA
Altura Peso Tronco Miembros Hombros Cadera-Pelvis Peso Muscular (30 años)
Total de Fuerza Muscular
menos (10-12 cm.) más liviano (ca. 10 kg.) más largo (3 8% altura) más cortos (ca. 10%) más angostos, débiles (ca. 37 cm.) más ancha, fuerte y plana menos (23 kg.) menos (20-35%)
mas más pesado más corto (36% altura) más largos (ca. 37 %) angosta y más alta mas (35 kg.) mas

También el corazón y la circulación muestran características diferentes entre los sexos.

La toma de máximo oxígeno se incrementa en ambos sexos de la misma manera hasta la edad de 12 años.

En donde solamente se aumenta lentamente en las mujeres o permanece igual.

En promedio la mujer llega solamente a 2/3 de la capacidad coronaria del hombre y como resultante la pequeñez del peso y volumen del corazón hacen que la transportación del oxígeno sea menor. La frecuencia de respiración es más alta en las mujeres que en los hombres. El bajo volumen de respiración tiene como resultado la característica llamada "Respiración de pecho".





MEDIDAS BIOLÓGICAS
FEMENINO
MASCULINO
Peso del Corazón (grs.)
300
350
Capacidad coronaria (en c.c.)
500-600
600-800
Max. Volumen Coronario por min. (litros)
25
37
Max. Volumen Latidos (en c.c.)
160
210
Max. Grado de Pulsaciones
180
190
Hemoglobina (gr. %)
14.5
16.0
Total Volumen de Sangre (litros)
3.8
5.0
Max. Toma de Oxígeno (litro/min.)
2.4
3.1
Max. Oxígeno por Latidos (c.c.)
10-13
15-20
Max. Tasa de Respiración
46
40
Max. Volumen Respiración
3.5
5.0
Max. Capacidad de Respiración (litros/min.)
100
170
Max. Volumen de Respiración por minuto (L/m.)
90
110

Las pruebas han demostrado que las mujeres necesitan la misma cantidad de oxígeno que los hombres para realizar las mismas actividades. Por consiguiente, las mujeres al tener menos capacidad disponible, su rendimiento será menor que el de los hombres.

Antes de ir a una posible diferenciación en los entrenamientos de mujeres y hombres. Creo necesario investigar las diferencias de desarrollo que tienen ambos sexos.

1.        Estructura especial/características funcionales

En el caso de los bebés recién nacido, los huesos de los hombres son más pesados que los de las mujeres. El grado de crecimiento en ambos sexos es similar hasta la pubertad. Las mujeres son, sin embargo, adelantadas en el desarrollo del esqueleto óseo y en varios ítems más lo cual, como lo describiré más adelante, son factores importantes en detectar y desarrollar talentos.



Las siguientes características son relevantes para las mujeres:



a) Período más corto de crecimiento - La pubertad comienza más temprano. El crecimiento total es alcanzado antes que los hombres.

b) Extensión más pequeña del segundo periodo de crecimiento - De acuerdo con el Dr. H. Milicer, el máximo grado de crecimiento anual en el largo del cuerpo es de 9.0 cm. Para los hombres y 7.7 cm. Para las mujeres.

c) Grado de maduración sexual más rápida - El tiempo entre la etapa del segundo desarrollo cuerpo y el segundo período de crecimiento es solamente la del mitad (6 meses para las mujeres y 13 meses para los hombres).

Durante la pubertad las diferencias entre los sexos son claramente reflejadas en las proporciones físicas.

Las características especiales de la construcción del cuerpo y sus proporciones con las mujeres causan ciertas diferencias en la anatomía y en funciones de muchos sistemas y órganos, por ejemplo:



Circulación sanguínea: Hasta los 8 años de edad el tamaño del corazón es casi el mismo en las mujeres que en los hombres; entre los 11 y 13 años de edad es algo más grande en las mujeres, aunque después es considerablemente más pequeño. La post-pubertad decrece la actividad del corazón en menor grado en las mujeres que en los hombres, lo cual resulta un mayor grado de pulsaciones en las mujeres que en los hombres.



Sistema respiratorio: El sistema respiratorio es completamente desarrollado más rápido en las mujeres (14-15 años) que en los hombres (18 años).



Metabolismo: Por kilogramo de peso del cuerpo, es más bajo en las mujeres que en los hombres. Esto probablemente tenga que ver con la gran cantidad de depósitos de grasa de las mujeres



Utilización de oxígeno: Es menor en las mujeres.



Oxígeno en los músculos: Es utilizado mucho mejor en las mujeres.



Todo esto significa que las performances de las mujeres es menos que la de los hombres porque la estructura específica y funcional es diferente. Esta diferencia comienza a la edad de 7 u 8 años.



Las mujeres llegan al pico de su performance física a la edad de 15 a 16 años, mientras que los hombres llegan entre los 18 y 20 años

                                                                                                                                        

2. Factores especiales del desarrollo psicomotricidad



En los comienzos de la niñez el desarrollo psicomotriz es casi igual para ambos sexos. Sin embargo, entre las edades de 4 y 6 años la diferencia en esta área comienza a ser notable. Las mujeres tienen resultados pobres en correr, saltar y lanzar, y son más débiles en las áreas de fuerza y agilidad.



El en 8° año la diferencia a favor de los hombres es notablemente clara en la fuerza, velocidad, resistencia, agilidad y tiempo de reacción. Durante la pubertad (12 a 15 años) estas diferencias llegan a ser mucho más significativas.





       

                                                





                                                   





                                                





                                               COPA FEDERACION



Capitan Gerry Wortelboer y Florencia Labat ( jugadoras ausentes en foto Betina Fulco, Mercedes Paz y Patricia Tarabini)



                  







3. Actividad física e interés deportivo de mujeres





Como vimos antes, en los comienzos de la niñez las diferencias en las actividades físicas y actitudes entre los sexos es notable. Las mujeres prefieren juegos tranquilos con menos desgaste muscular y mucho menos movimiento físico. Los hombres tienen una mayor capacidad de competitívidad en los juegos.

En los comienzos de la niñez las mujeres prefieren saltar y realizar más ejercicios de ritmo y equilibrio. Los hombres prefieren lanzar y correr como también hacer juegos que intervenga la fuerza y la velocidad.

Las mujeres se retiran de la actividad deportiva durante la pubertad más que los hombres.

"Las mujeres tratan de enfatizar su feminidad y lo esencial de su propia persona, los hombres quieren impresionar con su fuerza física, su destreza y cuan inteligente son". Es interesante, pero no sorpresivo, que la investigación ha demostrado que las mujeres que practican deporte competitivo tengan una silueta esbelta y tengan menos depósitos de grasa. Como también no existe evidencia alguna que el entrenamiento atlético pueda hacer a las mujeres "machotas" en apariencia.



Sin embargo, se puede observar que las mujeres que tienen una contextura física fuerte tienden más a menudo a jugar deportes. Esto es un factor muy importante para seleccionar y desarrollar talentos. Lo noto y más en el tenis. Las mujeres con figuras varoniles no solamente tienen mayor talento en varias áreas donde se determina la performance, sino también realizan un progreso más rápido y llegan a mantener más alto el nivel de performance.

Para seleccionar y buscar talentos es importante saber que una persona que comienza más temprano en un deporte competitivo será más adelantada físicamente, por eso el porcentaje de hombres en el deporte es mayor. Varios autores sostienen que las mujeres que son bien constituidas físicamente, que de alguna forma retardan en su desarrollo físico justifican la esperanza de lograr buenos resultados en el deporte.



Respecto al problema de seleccionar personas para el deporte, el porcentaje de potencial en jugadores de alta competencia entre mujeres de constitución física promedio es menor que los hombres de constitución física promedio.

Una comparación en la medida de los huesos, lo cual no es alterada por entrenamiento, las mujeres entrenadas o no entrenadas, llevan a la conclusión que la constitución física de las atletas testeadas se aproximan a la constitución física de los hombres.

Todos estos resultados de varias investigaciones pueden ser observadas en un alto grado en el tenis. Por ejemplo, Navratilova, Wade, King, Sabatini, Sánchez, Martínez, etc., podemos decir que prácticamente todas ellas han tenido y tienen una figura varonil. Tanto como la nueva generación como Hingis, Williams, Lucic, Davenport, etc. 

                            



                                               

La parte psicológica de la mujer tenista

Estos valores deberán ser solamente considerados en relación a los atletas masculinos de alta competencia y no al resto de la población. Si las mujeres son más ansiosas que los hombres, es solamente en comparación con los atletas de alto rendimiento y no con la gente común, con las mujeres que no son atletas o atletas de performance.

Intelectualmente, hay diferencias muy insignificantes entre hombres y mujeres. A una inteligencia relativamente de nivel alto, se notó en el valor del pensamiento y en especial el crítico.

Las mujeres atletas están gobernadas más por sus sentimientos y son más delicadas, y por consiguiente, reaccionan más en forma sentimental, impacientemente y a menudo con mayor nerviosismo.

Fue encontrado que no hay gran diferencia en la cantidad de agresión entre hombres y mujeres, pero la agresión de las mujeres es más sutil en su forma, más intelectual y verbal. En cambio, la agresión de los hombres tiende a ser más física e impetuosa. Todas las investigaciones demostraron que las mujeres deportistas mostraron grandes rasgos de ansiedad. Además, son menos decididas que los hombres. Las mujeres tienden a tener mascotas, especialmente para esconder sus miedos. Se apoyan más en las personas que más cerca de ellas están y esperan ayuda de afuera cuando se encuentran en problemas, más a menudo que los hombres.

La estabilidad física parece ser un factor del cual depende mucho del nivel de entrenamiento. Cuanto más capaz la mujer deportista es, tiene menos signos de inestabilidad física. De acuerdo a las investigaciones las mujeres son generalmente físicamente más susceptibles que los hombres.

Las mujeres se preocupan más acerca de su salud y de sus funciones físicas. Lo ideal de la belleza femenina parece ser el factor decisivo: Uno tiene miedo de perder su gracia y encanto.

También, las mujeres que poseen mayor disposición que los hombres, y tienden a ser más excitables y depresivas. Su confianza en ellas mismas es también menor, han sido catalogadas como inseguras y faltas de autoconfianza.

Hay muy poca diferencia entre los hombres y las mujeres cuando se trata de ser introvertido o extrovertido, aunque las mujeres son más individualistas que los hombres. Las mujeres deportistas pueden ser influenciadas más fácilmente, son más dependientes, sensitivas y se adaptan más que los hombres. Esto demuestra específicamente los grandes deseos de aprender durante los entrenamientos, tener mejor disciplina y se adaptan mejor en los grupos de entrenamiento. Tienen una gran necesidad del entrenador y de otras personas en donde puedan confiar. Son muy abiertas y agradecidas para recibir sugerencias.

Las mujeres deportistas de alto rendimiento, de acuerdo con las investigaciones, son más disciplinadas, diligentes y, en cierta manera más conscientes que los hombres. Con respecto a la ambición, los resultados son conflictivos.

Las consecuencias del entrenamiento con las mujeres de alto rendimiento son: Desde el punto de vista del desarrollo técnico en ciertos deportes, no hay mucha diferencia. Las tareas motoras pueden ser rápidamente aprendidas y realizadas tanto en las mujeres como en los hombres.

Las entrevistas e investigaciones entre los entrenadores sobre la teoría de los entrenamientos demostraron que no hay importantes diferencias en las actitudes de aprendizaje y práctica entre las mujeres y los hombres.

Tampoco, hay mucha diferencia en la parte intelectual. La velocidad de aprender nuevas cosas, la habilidad del tiempo de aprendizaje y la aplicación del mismo.

Con respecto a los entrenamientos, sin embargo, las mujeres desarrollan virtudes como la perseverancia, disciplina y mayor énfasis en el trabajo. Debido mayormente a la dependencia que tienen con el entrenador.

Antes, de ir a los problemas del tenis, me gustaría dirigirme brevemente y específicamente a una cuestión femenina en conexión con el alto nivel competitivo de las mujeres, llamado pubertad y menstruación. La mayoría de las mujeres el primer signo de pubertad aparece en su 11° año, las mujeres que hacen deportes de competición estos signos aparecerán aproximadamente 6 meses más tarde.

Promediando, hay más o menos 6 meses entre el primer signo de la pubertad y el pico del segundo período de crecimiento, y más distante 12 meses de la primera menstruación, donde concluye el período más intensivo de! crecimiento.

En este período ocurre el mayor desarrollo de la parte motriz y de la fuerza física.



La edad. de la pubertad es el período más problemático y controversial con respecto a la carga de trabajo con las mujeres, y también con los hombres. El mecanismo motor o motricidad no trabaja tan bien durante el segundo período de crecimiento.

Durante la menstruación muchas mujeres están físicamente alteradas y les cuesta realizar cualquier clase de esfuerzo.

La reacción durante la menstruación en una mujer deportista adulta es muy individual y depende como ella se adapta a eso durante el entrenamiento. En el 85% de las mujeres deportistas el efecto de la menstruación en sus performances no es importante. Aunque, durante los primeros 2 días la cantidad de carga de trabajo debe disminuir, tanto en las mujeres jóvenes como en las adultas.

En el caso de las mujeres deportistas en donde su performance declina seriamente durante la menstruación, la menstruación puede ser pospuesta por el tiempo de competición con la ayuda de un tratamiento hormonal.

Las investigaciones demuestran que, para la mayoría de las mujeres, la menstruación y también los tres meses de embarazo no impiden el entrenamiento ni la competición. El nivel más alto de performance es logrado en la fase postmenstrual (5° al 11° día) con el nivel de ascenso del estrógeno. El nivel normal es alcanzado en el periodo entre dos menstruaciones (12° al 22° día), y éste es el periodo de mayor objetivo para el juicio de la performance. La fase antes de la menstruación (23° al 28°), especialmente los días justo antes, son considerados los peores para lograr una buena performance en la competición. Durante la menstruación, las performances pueden ser indiferentes, levemente afectadas, o buenas.

Es de gran importancia para los entrenadores que todas las inhibiciones con respecto a este tema sea completamente hablado con sus jugadoras mujeres, porque solamente de esta manera el entrenador puede interiorizarse de los problemas individuales de cada jugadora mujer. Admito que, especialmente con jóvenes jugadoras, ciertos sentimientos de vergüenza son difíciles de sobreponerse, pero cuanto más natural y simple el entrenador habla del tema, más rápidamente puede ganar la confianza de la jugadora. Creo que este tema debería ser manejado tan natural como los problemas del saque, o como hablar sobre la estrategia del juego. Las mujeres son básicamente entrenables como los hombres, pero nunca pueden lograr los mismos resultados que los hombres.

El bajo nivel de performance 'de las mujeres es causado por factores anatómicos, fisiológicos, psicológicos y genéticos. Las mujeres alcanzan el 50%, mientras que los hombres alcanzan el 95% en las performances atléticas.

Los resultados logrados por las mujeres no solamente en gimnasia, natación, patinaje, sino también en tenis, demuestran que la edad de máxima performance, y la edad de nivel mundial es alcanzada por las mujeres antes que los hombres debido al adelanto biológico de las mismas y también a su capacidad de trabajo.

La edad promedio de la clase mundial es aproximadamente a los 18 años actualmente y posiblemente en el futuro se verá 2 ó 3 años antes.

Las mujeres que comienzan con el tenis entre los 6 u 8 años, tendrán lo que se llama "Los años perfectos de la niñez", que se aprende entre los 9 y 12 años. Esto está caracterizado por el control físico, fácil aprendizaje de nuevas acciones, movimientos prácticos y conscientes, como también una pronunciada receptibilidad para la estimulación motora. Pueden aprender el completo ABC de la técnica del tenis y pueden perfeccionar los golpes en una etapa de desarrollo avanzado.

Hay signos de un desarrollo diferente en las mujeres y los hombres que practican tenis. Las mujeres serán clase mundial con 15 ó 16 años, mientras que los hombres entrarán a la clase mundial entre los 19 y 20 años. La búsqueda de talentos entre las mujeres debe comenzar a la edad de 7 u 8 años, aunque parezca muy cruel. Los entrenadores deben tener mucho cuidado en la enseñanza y la práctica en la niñez, adecuando la edad y el sexo del jugador, y evitar cualquier daño en la salud y la psiquis. A los 9 y 10 años los primeros torneos de experiencia deberían ser jugados, a los 12 años es incorporada la estrategia y la táctica, a los 14 años debería tomar parte en torneos juveniles y en adultos, y a los 15 años deberían intervenir en los torneos internacionales juveniles y adultos. De acuerdo a su habilidad de juego, tiempo y oportunidades y siempre con la mira al tenis de clase mundial.



Siempre se pensó que las mujeres eran más débiles que los hombres y por ello deberían ser protegidas y darles más tiempo, etc., etc. Lo opuesto es verdad, las mujeres no son tan fuertes como los hombres, pero desde el punto de vista del desarrollo biológico las mujeres están entre 1 y 3 años adelante de los hombres.

De acuerdo con esto, las mujeres son tan entrenables como los hombres. Las investigaciones hechas por Richard Schonborn, director y entrenador de la Federación Alemana de Tenis son las siguientes:



Las diferencias no son muchas en el plano físico, pero en el plano psíquico hay cualidades especiales muy diferentes a los hombres.



Cuando el trabajo es simple, es más fácil trabajar con las mujeres que con los hombres, pero cuando los problemas aparecen es mucho más difícil. ¿Por qué?



Las mujeres son de por sí, mucho más disciplinadas, perseverantes, sensitivas y conscientes que los hombres. Estas cualidades permiten al entrenador llevar un programa de entrenamiento sin interrupción. Sin embargo, por otro lado, las mujeres son más ansiosas, desconfiadas, y más gobernadas por sus sentimientos, y, por esto, son más sensibles, nerviosas, vanidosas, envidiosas, impacientes y por naturaleza más depresivas y más agresivas. Cuando se trabaja en grupo, el entrenador debe tener flexibilidad para manejar estas cualidades, especialmente cuando hay rivales en el grupo y particularmente no se llevan muy bien. El entrenador tiene dificultad cuando trata de dividir su atención objetivamente con todos los miembros del grupo, la N° 1 automáticamente demandará más atención y cuidado del entrenador. Por esta razón, en el circuito internacional hay más entrenador-jugador: el jugador quiere a su entrenador enteramente para si mismo y no quiere compartirlo con su compañera, y menos con una posible rival.



La gran sensibilidad de la mujer no solamente necesita al entrenador de tenis sino alguien en quien apoyarse y confiar plenamente. Son mucho más inclinadas a ser individualistas y egoístas que los hombres.

En los torneos, pueden aparecer otras características específicas, principalmente psíquicas las cuales no son fáciles de manejar. Cuando fracasan, pueden entrar en un estado de depresión psíquica y perturbación psicológica en donde se necesita un tratamiento personal muy especial. Todas estas cualidades requieren ayuda y protección en una forma individual y es por esto la necesidad de un entrenador personal.

Los entrenadores nacionales se encuentran enfrentados con esta situación cada vez más y más, donde después de años de entrenamiento un grupo bajo su protección, se rompe y el jugador demanda o busca un entrenamiento personalizado. Debido a nuestro trabajo no podemos cumplir con ese rol, y es entonces cuando los entrenadores privados y managers toman enteramente al jugador.

Se han enumerado problemas específicos en relación a las diferencias de entrenamientos entre las mujeres y los hombres, basadas en investigaciones científicas y experiencias tomadas desde todo el mundo.

Estos conocimientos deberían ser considerados por la mayoría de los entrenadores para mejorar la enseñanza y poder lograr mejores resultados en el futuro.

                         



                             Betina Fulco con su entrenador Gerry Wortelboer





    
No hay mucha diferencia en los entrenamientos entre hombres y mujeres, aunque hay que tomar en consideración su especial estructura, y las características funcionales y psicológicas de las mujeres.
La pregunta es, si hay diferentes métodos de entrenamientos en el tenis masculino y femenino. En orden para contestar esta pregunta debemos primero ir a las diferencias entre hombres y mujeres en general y entonces compararlos como afectarían en el deporte.
Las diferencias entre los sexos, que son características de estructura funcional y psicológicas, comienzan en la niñez. Las mujeres tienen miembros más cortos, manos y pies más chicos que los hombres, lo cual afecta su flexibilidad física y destreza. En los adultos, el tronco de la mujer es más largo que el de los hombres, por lo tanto el centro de gravedad de la mujer es más bajo -el esqueleto de la mujer es más enfático, mientras que el hombre tiene su énfasis en los miembros.
La parte superior del coxis de la mujer es más corta, como la parte inferior del mismo es más larga, y la curvatura de la espina dorsal es más pronunciada.
El ancho de los hombros y los músculos del mismo son menos desarrollados, lo cual resulta en menos fuerza para lanzar y pegar, por ejemplo, en el caso del saque en el tenis. El ángulo entre la parte superior e inferior del brazo le da a la mujer mayor versatilidad en el movimiento de sus manos, pero este ángulo con su resultante reduce el brazo de palanca, que no es aconsejable para lanzar, pegar o realizar movimientos amplios (swing), y no es adecuado para los golpes del tenis.
La pelvis de la mujer es más ancha, plana y más fuerte. La formación del fémur es diferente a la del hombre. El ángulo entre el muslo y la cadera resulta en una relativa relación de articulación trabada entre el muslo y la pantorrilla, donde, en combinación con el centro de gravedad bajo causa una clase de apalancamiento en el correr y saltar.
Las mujeres tienen menos peso que los hombres, y el grado de crecimiento es menor, por lo tanto el promedio de la masa muscular de la mujer es 50% menos que la del hombre.
En suma, las mujeres tienen una proporción significativa, más alta de células grasas, con un efecto nada favorable en el "radio potencia-peso". La fuerza muscular especial que se necesita para el tenis y la fuerza total es menos en las mujeres que en los hombres, y es adquirida más lentamente.
Por el contrario, la elasticidad muscular femenina es mayor y dirige a menos tensión muscular en los entrenamientos y en la competición.
                       
                                              



CARACTERÍSTICAS
FEMENINA
MASCULINA
Altura Peso Tronco Miembros Hombros Cadera-Pelvis Peso Muscular (30 años)
Total de Fuerza Muscular
menos (10-12 cm.) más liviano (ca. 10 kg.) más largo (3 8% altura) más cortos (ca. 10%) más angostos, débiles (ca. 37 cm.) más ancha, fuerte y plana menos (23 kg.) menos (20-35%)
mas más pesado más corto (36% altura) más largos (ca. 37 %) angosta y más alta mas (35 kg.) mas
También el corazón y la circulación muestran características diferentes entre los sexos.
La toma de máximo oxígeno se incrementa en ambos sexos de la misma manera hasta la edad de 12 años.
En donde solamente se aumenta lentamente en las mujeres o permanece igual.
En promedio la mujer llega solamente a 2/3 de la capacidad coronaria del hombre y como resultante la pequeñez del peso y volumen del corazón hacen que la transportación del oxígeno sea menor. La frecuencia de respiración es más alta en las mujeres que en los hombres. El bajo volumen de respiración tiene como resultado la característica llamada "Respiración de pecho".


MEDIDAS BIOLÓGICAS
FEMENINO
MASCULINO
Peso del Corazón (grs.)
300
350
Capacidad coronaria (en c.c.)
500-600
600-800
Max. Volumen Coronario por min. (litros)
25
37
Max. Volumen Latidos (en c.c.)
160
210
Max. Grado de Pulsaciones
180
190
Hemoglobina (gr. %)
14.5
16.0
Total Volumen de Sangre (litros)
3.8
5.0
Max. Toma de Oxígeno (litro/min.)
2.4
3.1
Max. Oxígeno por Latidos (c.c.)
10-13
15-20
Max. Tasa de Respiración
46
40
Max. Volumen Respiración
3.5
5.0
Max. Capacidad de Respiración (litros/min.)
100
170
Max. Volumen de Respiración por minuto (L/m.)
90
110
Las pruebas han demostrado que las mujeres necesitan la misma cantidad de oxígeno que los hombres para realizar las mismas actividades. Por consiguiente, las mujeres al tener menos capacidad disponible, su rendimiento será menor que el de los hombres.
Antes de ir a una posible diferenciación en los entrenamientos de mujeres y hombres. Creo necesario investigar las diferencias de desarrollo que tienen ambos sexos.
1.        Estructura especial/características funcionales
En el caso de los bebés recién nacido, los huesos de los hombres son más pesados que los de las mujeres. El grado de crecimiento en ambos sexos es similar hasta la pubertad. Las mujeres son, sin embargo, adelantadas en el desarrollo del esqueleto óseo y en varios ítems más lo cual, como lo describiré más adelante, son factores importantes en detectar y desarrollar talentos.

Las siguientes características son relevantes para las mujeres:

a) Período más corto de crecimiento - La pubertad comienza más temprano. El crecimiento total es alcanzado antes que los hombres.
b) Extensión más pequeña del segundo periodo de crecimiento - De acuerdo con el Dr. H. Milicer, el máximo grado de crecimiento anual en el largo del cuerpo es de 9.0 cm. Para los hombres y 7.7 cm. Para las mujeres.
c) Grado de maduración sexual más rápida - El tiempo entre la etapa del segundo desarrollo cuerpo y el segundo período de crecimiento es solamente la del mitad (6 meses para las mujeres y 13 meses para los hombres).
Durante la pubertad las diferencias entre los sexos son claramente reflejadas en las proporciones físicas.
Las características especiales de la construcción del cuerpo y sus proporciones con las mujeres causan ciertas diferencias en la anatomía y en funciones de muchos sistemas y órganos, por ejemplo:

Circulación sanguínea: Hasta los 8 años de edad el tamaño del corazón es casi el mismo en las mujeres que en los hombres; entre los 11 y 13 años de edad es algo más grande en las mujeres, aunque después es considerablemente más pequeño. La post-pubertad decrece la actividad del corazón en menor grado en las mujeres que en los hombres, lo cual resulta un mayor grado de pulsaciones en las mujeres que en los hombres.

Sistema respiratorio: El sistema respiratorio es completamente desarrollado más rápido en las mujeres (14-15 años) que en los hombres (18 años).

Metabolismo: Por kilogramo de peso del cuerpo, es más bajo en las mujeres que en los hombres. Esto probablemente tenga que ver con la gran cantidad de depósitos de grasa de las mujeres

Utilización de oxígeno: Es menor en las mujeres.

Oxígeno en los músculos: Es utilizado mucho mejor en las mujeres.

Todo esto significa que las performances de las mujeres es menos que la de los hombres porque la estructura específica y funcional es diferente. Esta diferencia comienza a la edad de 7 u 8 años.

Las mujeres llegan al pico de su performance física a la edad de 15 a 16 años, mientras que los hombres llegan entre los 18 y 20 años
                                                                                                                                        
2. Factores especiales del desarrollo psicomotricidad

En los comienzos de la niñez el desarrollo psicomotriz es casi igual para ambos sexos. Sin embargo, entre las edades de 4 y 6 años la diferencia en esta área comienza a ser notable. Las mujeres tienen resultados pobres en correr, saltar y lanzar, y son más débiles en las áreas de fuerza y agilidad.

El en 8° año la diferencia a favor de los hombres es notablemente clara en la fuerza, velocidad, resistencia, agilidad y tiempo de reacción. Durante la pubertad (12 a 15 años) estas diferencias llegan a ser mucho más significativas.


       
                                                


                                                   


                                                


                                               COPA FEDERACION

Capitan Gerry Wortelboer y Florencia Labat ( jugadoras ausentes en foto Betina Fulco, Mercedes Paz y Patricia Tarabini)

                  



3. Actividad física e interés deportivo de mujeres


Como vimos antes, en los comienzos de la niñez las diferencias en las actividades físicas y actitudes entre los sexos es notable. Las mujeres prefieren juegos tranquilos con menos desgaste muscular y mucho menos movimiento físico. Los hombres tienen una mayor capacidad de competitívidad en los juegos.
En los comienzos de la niñez las mujeres prefieren saltar y realizar más ejercicios de ritmo y equilibrio. Los hombres prefieren lanzar y correr como también hacer juegos que intervenga la fuerza y la velocidad.
Las mujeres se retiran de la actividad deportiva durante la pubertad más que los hombres.
"Las mujeres tratan de enfatizar su feminidad y lo esencial de su propia persona, los hombres quieren impresionar con su fuerza física, su destreza y cuan inteligente son". Es interesante, pero no sorpresivo, que la investigación ha demostrado que las mujeres que practican deporte competitivo tengan una silueta esbelta y tengan menos depósitos de grasa. Como también no existe evidencia alguna que el entrenamiento atlético pueda hacer a las mujeres "machotas" en apariencia.

Sin embargo, se puede observar que las mujeres que tienen una contextura física fuerte tienden más a menudo a jugar deportes. Esto es un factor muy importante para seleccionar y desarrollar talentos. Lo noto y más en el tenis. Las mujeres con figuras varoniles no solamente tienen mayor talento en varias áreas donde se determina la performance, sino también realizan un progreso más rápido y llegan a mantener más alto el nivel de performance.
Para seleccionar y buscar talentos es importante saber que una persona que comienza más temprano en un deporte competitivo será más adelantada físicamente, por eso el porcentaje de hombres en el deporte es mayor. Varios autores sostienen que las mujeres que son bien constituidas físicamente, que de alguna forma retardan en su desarrollo físico justifican la esperanza de lograr buenos resultados en el deporte.

Respecto al problema de seleccionar personas para el deporte, el porcentaje de potencial en jugadores de alta competencia entre mujeres de constitución física promedio es menor que los hombres de constitución física promedio.
Una comparación en la medida de los huesos, lo cual no es alterada por entrenamiento, las mujeres entrenadas o no entrenadas, llevan a la conclusión que la constitución física de las atletas testeadas se aproximan a la constitución física de los hombres.
Todos estos resultados de varias investigaciones pueden ser observadas en un alto grado en el tenis. Por ejemplo, Navratilova, Wade, King, Sabatini, Sánchez, Martínez, etc., podemos decir que prácticamente todas ellas han tenido y tienen una figura varonil. Tanto como la nueva generación como Hingis, Williams, Lucic, Davenport, etc. 
                            

                                               
La parte psicológica de la mujer tenista
Estos valores deberán ser solamente considerados en relación a los atletas masculinos de alta competencia y no al resto de la población. Si las mujeres son más ansiosas que los hombres, es solamente en comparación con los atletas de alto rendimiento y no con la gente común, con las mujeres que no son atletas o atletas de performance.
Intelectualmente, hay diferencias muy insignificantes entre hombres y mujeres. A una inteligencia relativamente de nivel alto, se notó en el valor del pensamiento y en especial el crítico.
Las mujeres atletas están gobernadas más por sus sentimientos y son más delicadas, y por consiguiente, reaccionan más en forma sentimental, impacientemente y a menudo con mayor nerviosismo.
Fue encontrado que no hay gran diferencia en la cantidad de agresión entre hombres y mujeres, pero la agresión de las mujeres es más sutil en su forma, más intelectual y verbal. En cambio, la agresión de los hombres tiende a ser más física e impetuosa. Todas las investigaciones demostraron que las mujeres deportistas mostraron grandes rasgos de ansiedad. Además, son menos decididas que los hombres. Las mujeres tienden a tener mascotas, especialmente para esconder sus miedos. Se apoyan más en las personas que más cerca de ellas están y esperan ayuda de afuera cuando se encuentran en problemas, más a menudo que los hombres.
La estabilidad física parece ser un factor del cual depende mucho del nivel de entrenamiento. Cuanto más capaz la mujer deportista es, tiene menos signos de inestabilidad física. De acuerdo a las investigaciones las mujeres son generalmente físicamente más susceptibles que los hombres.
Las mujeres se preocupan más acerca de su salud y de sus funciones físicas. Lo ideal de la belleza femenina parece ser el factor decisivo: Uno tiene miedo de perder su gracia y encanto.
También, las mujeres que poseen mayor disposición que los hombres, y tienden a ser más excitables y depresivas. Su confianza en ellas mismas es también menor, han sido catalogadas como inseguras y faltas de autoconfianza.
Hay muy poca diferencia entre los hombres y las mujeres cuando se trata de ser introvertido o extrovertido, aunque las mujeres son más individualistas que los hombres. Las mujeres deportistas pueden ser influenciadas más fácilmente, son más dependientes, sensitivas y se adaptan más que los hombres. Esto demuestra específicamente los grandes deseos de aprender durante los entrenamientos, tener mejor disciplina y se adaptan mejor en los grupos de entrenamiento. Tienen una gran necesidad del entrenador y de otras personas en donde puedan confiar. Son muy abiertas y agradecidas para recibir sugerencias.
Las mujeres deportistas de alto rendimiento, de acuerdo con las investigaciones, son más disciplinadas, diligentes y, en cierta manera más conscientes que los hombres. Con respecto a la ambición, los resultados son conflictivos.
Las consecuencias del entrenamiento con las mujeres de alto rendimiento son: Desde el punto de vista del desarrollo técnico en ciertos deportes, no hay mucha diferencia. Las tareas motoras pueden ser rápidamente aprendidas y realizadas tanto en las mujeres como en los hombres.
Las entrevistas e investigaciones entre los entrenadores sobre la teoría de los entrenamientos demostraron que no hay importantes diferencias en las actitudes de aprendizaje y práctica entre las mujeres y los hombres.
Tampoco, hay mucha diferencia en la parte intelectual. La velocidad de aprender nuevas cosas, la habilidad del tiempo de aprendizaje y la aplicación del mismo.
Con respecto a los entrenamientos, sin embargo, las mujeres desarrollan virtudes como la perseverancia, disciplina y mayor énfasis en el trabajo. Debido mayormente a la dependencia que tienen con el entrenador.
Antes, de ir a los problemas del tenis, me gustaría dirigirme brevemente y específicamente a una cuestión femenina en conexión con el alto nivel competitivo de las mujeres, llamado pubertad y menstruación. La mayoría de las mujeres el primer signo de pubertad aparece en su 11° año, las mujeres que hacen deportes de competición estos signos aparecerán aproximadamente 6 meses más tarde.
Promediando, hay más o menos 6 meses entre el primer signo de la pubertad y el pico del segundo período de crecimiento, y más distante 12 meses de la primera menstruación, donde concluye el período más intensivo de! crecimiento.
En este período ocurre el mayor desarrollo de la parte motriz y de la fuerza física.

La edad. de la pubertad es el período más problemático y controversial con respecto a la carga de trabajo con las mujeres, y también con los hombres. El mecanismo motor o motricidad no trabaja tan bien durante el segundo período de crecimiento.
Durante la menstruación muchas mujeres están físicamente alteradas y les cuesta realizar cualquier clase de esfuerzo.
La reacción durante la menstruación en una mujer deportista adulta es muy individual y depende como ella se adapta a eso durante el entrenamiento. En el 85% de las mujeres deportistas el efecto de la menstruación en sus performances no es importante. Aunque, durante los primeros 2 días la cantidad de carga de trabajo debe disminuir, tanto en las mujeres jóvenes como en las adultas.
En el caso de las mujeres deportistas en donde su performance declina seriamente durante la menstruación, la menstruación puede ser pospuesta por el tiempo de competición con la ayuda de un tratamiento hormonal.
Las investigaciones demuestran que, para la mayoría de las mujeres, la menstruación y también los tres meses de embarazo no impiden el entrenamiento ni la competición. El nivel más alto de performance es logrado en la fase postmenstrual (5° al 11° día) con el nivel de ascenso del estrógeno. El nivel normal es alcanzado en el periodo entre dos menstruaciones (12° al 22° día), y éste es el periodo de mayor objetivo para el juicio de la performance. La fase antes de la menstruación (23° al 28°), especialmente los días justo antes, son considerados los peores para lograr una buena performance en la competición. Durante la menstruación, las performances pueden ser indiferentes, levemente afectadas, o buenas.
Es de gran importancia para los entrenadores que todas las inhibiciones con respecto a este tema sea completamente hablado con sus jugadoras mujeres, porque solamente de esta manera el entrenador puede interiorizarse de los problemas individuales de cada jugadora mujer. Admito que, especialmente con jóvenes jugadoras, ciertos sentimientos de vergüenza son difíciles de sobreponerse, pero cuanto más natural y simple el entrenador habla del tema, más rápidamente puede ganar la confianza de la jugadora. Creo que este tema debería ser manejado tan natural como los problemas del saque, o como hablar sobre la estrategia del juego. Las mujeres son básicamente entrenables como los hombres, pero nunca pueden lograr los mismos resultados que los hombres.
El bajo nivel de performance 'de las mujeres es causado por factores anatómicos, fisiológicos, psicológicos y genéticos. Las mujeres alcanzan el 50%, mientras que los hombres alcanzan el 95% en las performances atléticas.
Los resultados logrados por las mujeres no solamente en gimnasia, natación, patinaje, sino también en tenis, demuestran que la edad de máxima performance, y la edad de nivel mundial es alcanzada por las mujeres antes que los hombres debido al adelanto biológico de las mismas y también a su capacidad de trabajo.
La edad promedio de la clase mundial es aproximadamente a los 18 años actualmente y posiblemente en el futuro se verá 2 ó 3 años antes.
Las mujeres que comienzan con el tenis entre los 6 u 8 años, tendrán lo que se llama "Los años perfectos de la niñez", que se aprende entre los 9 y 12 años. Esto está caracterizado por el control físico, fácil aprendizaje de nuevas acciones, movimientos prácticos y conscientes, como también una pronunciada receptibilidad para la estimulación motora. Pueden aprender el completo ABC de la técnica del tenis y pueden perfeccionar los golpes en una etapa de desarrollo avanzado.
Hay signos de un desarrollo diferente en las mujeres y los hombres que practican tenis. Las mujeres serán clase mundial con 15 ó 16 años, mientras que los hombres entrarán a la clase mundial entre los 19 y 20 años. La búsqueda de talentos entre las mujeres debe comenzar a la edad de 7 u 8 años, aunque parezca muy cruel. Los entrenadores deben tener mucho cuidado en la enseñanza y la práctica en la niñez, adecuando la edad y el sexo del jugador, y evitar cualquier daño en la salud y la psiquis. A los 9 y 10 años los primeros torneos de experiencia deberían ser jugados, a los 12 años es incorporada la estrategia y la táctica, a los 14 años debería tomar parte en torneos juveniles y en adultos, y a los 15 años deberían intervenir en los torneos internacionales juveniles y adultos. De acuerdo a su habilidad de juego, tiempo y oportunidades y siempre con la mira al tenis de clase mundial.

Siempre se pensó que las mujeres eran más débiles que los hombres y por ello deberían ser protegidas y darles más tiempo, etc., etc. Lo opuesto es verdad, las mujeres no son tan fuertes como los hombres, pero desde el punto de vista del desarrollo biológico las mujeres están entre 1 y 3 años adelante de los hombres.
De acuerdo con esto, las mujeres son tan entrenables como los hombres. Las investigaciones hechas por Richard Schonborn, director y entrenador de la Federación Alemana de Tenis son las siguientes:

Las diferencias no son muchas en el plano físico, pero en el plano psíquico hay cualidades especiales muy diferentes a los hombres.

Cuando el trabajo es simple, es más fácil trabajar con las mujeres que con los hombres, pero cuando los problemas aparecen es mucho más difícil. ¿Por qué?

Las mujeres son de por sí, mucho más disciplinadas, perseverantes, sensitivas y conscientes que los hombres. Estas cualidades permiten al entrenador llevar un programa de entrenamiento sin interrupción. Sin embargo, por otro lado, las mujeres son más ansiosas, desconfiadas, y más gobernadas por sus sentimientos, y, por esto, son más sensibles, nerviosas, vanidosas, envidiosas, impacientes y por naturaleza más depresivas y más agresivas. Cuando se trabaja en grupo, el entrenador debe tener flexibilidad para manejar estas cualidades, especialmente cuando hay rivales en el grupo y particularmente no se llevan muy bien. El entrenador tiene dificultad cuando trata de dividir su atención objetivamente con todos los miembros del grupo, la N° 1 automáticamente demandará más atención y cuidado del entrenador. Por esta razón, en el circuito internacional hay más entrenador-jugador: el jugador quiere a su entrenador enteramente para si mismo y no quiere compartirlo con su compañera, y menos con una posible rival.

La gran sensibilidad de la mujer no solamente necesita al entrenador de tenis sino alguien en quien apoyarse y confiar plenamente. Son mucho más inclinadas a ser individualistas y egoístas que los hombres.
En los torneos, pueden aparecer otras características específicas, principalmente psíquicas las cuales no son fáciles de manejar. Cuando fracasan, pueden entrar en un estado de depresión psíquica y perturbación psicológica en donde se necesita un tratamiento personal muy especial. Todas estas cualidades requieren ayuda y protección en una forma individual y es por esto la necesidad de un entrenador personal.
Los entrenadores nacionales se encuentran enfrentados con esta situación cada vez más y más, donde después de años de entrenamiento un grupo bajo su protección, se rompe y el jugador demanda o busca un entrenamiento personalizado. Debido a nuestro trabajo no podemos cumplir con ese rol, y es entonces cuando los entrenadores privados y managers toman enteramente al jugador.
Se han enumerado problemas específicos en relación a las diferencias de entrenamientos entre las mujeres y los hombres, basadas en investigaciones científicas y experiencias tomadas desde todo el mundo.
Estos conocimientos deberían ser considerados por la mayoría de los entrenadores para mejorar la enseñanza y poder lograr mejores resultados en el futuro.
                         

                             Betina Fulco con su entrenador Gerry Wortelboer

No hay mucha diferencia en los entrenamientos entre hombres y mujeres, aunque hay que tomar en consideración su especial estructura, y las características funcionales y psicológicas de las mujeres.
La pregunta es, si hay diferentes métodos de entrenamientos en el tenis masculino y femenino. En orden para contestar esta pregunta debemos primero ir a las diferencias entre hombres y mujeres en general y entonces compararlos como afectarían en el deporte.
Las diferencias entre los sexos, que son características de estructura funcional y psicológicas, comienzan en la niñez. Las mujeres tienen miembros más cortos, manos y pies más chicos que los hombres, lo cual afecta su flexibilidad física y destreza. En los adultos, el tronco de la mujer es más largo que el de los hombres, por lo tanto el centro de gravedad de la mujer es más bajo -el esqueleto de la mujer es más enfático, mientras que el hombre tiene su énfasis en los miembros.
La parte superior del coxis de la mujer es más corta, como la parte inferior del mismo es más larga, y la curvatura de la espina dorsal es más pronunciada.
El ancho de los hombros y los músculos del mismo son menos desarrollados, lo cual resulta en menos fuerza para lanzar y pegar, por ejemplo, en el caso del saque en el tenis. El ángulo entre la parte superior e inferior del brazo le da a la mujer mayor versatilidad en el movimiento de sus manos, pero este ángulo con su resultante reduce el brazo de palanca, que no es aconsejable para lanzar, pegar o realizar movimientos amplios (swing), y no es adecuado para los golpes del tenis.
La pelvis de la mujer es más ancha, plana y más fuerte. La formación del fémur es diferente a la del hombre. El ángulo entre el muslo y la cadera resulta en una relativa relación de articulación trabada entre el muslo y la pantorrilla, donde, en combinación con el centro de gravedad bajo causa una clase de apalancamiento en el correr y saltar.
Las mujeres tienen menos peso que los hombres, y el grado de crecimiento es menor, por lo tanto el promedio de la masa muscular de la mujer es 50% menos que la del hombre.
En suma, las mujeres tienen una proporción significativa, más alta de células grasas, con un efecto nada favorable en el "radio potencia-peso". La fuerza muscular especial que se necesita para el tenis y la fuerza total es menos en las mujeres que en los hombres, y es adquirida más lentamente.
Por el contrario, la elasticidad muscular femenina es mayor y dirige a menos tensión muscular en los entrenamientos y en la competición.
                       
                                              



CARACTERÍSTICAS
FEMENINA
MASCULINA
Altura Peso Tronco Miembros Hombros Cadera-Pelvis Peso Muscular (30 años)
Total de Fuerza Muscular
menos (10-12 cm.) más liviano (ca. 10 kg.) más largo (3 8% altura) más cortos (ca. 10%) más angostos, débiles (ca. 37 cm.) más ancha, fuerte y plana menos (23 kg.) menos (20-35%)
mas más pesado más corto (36% altura) más largos (ca. 37 %) angosta y más alta mas (35 kg.) mas
También el corazón y la circulación muestran características diferentes entre los sexos.
La toma de máximo oxígeno se incrementa en ambos sexos de la misma manera hasta la edad de 12 años.
En donde solamente se aumenta lentamente en las mujeres o permanece igual.
En promedio la mujer llega solamente a 2/3 de la capacidad coronaria del hombre y como resultante la pequeñez del peso y volumen del corazón hacen que la transportación del oxígeno sea menor. La frecuencia de respiración es más alta en las mujeres que en los hombres. El bajo volumen de respiración tiene como resultado la característica llamada "Respiración de pecho".


MEDIDAS BIOLÓGICAS
FEMENINO
MASCULINO
Peso del Corazón (grs.)
300
350
Capacidad coronaria (en c.c.)
500-600
600-800
Max. Volumen Coronario por min. (litros)
25
37
Max. Volumen Latidos (en c.c.)
160
210
Max. Grado de Pulsaciones
180
190
Hemoglobina (gr. %)
14.5
16.0
Total Volumen de Sangre (litros)
3.8
5.0
Max. Toma de Oxígeno (litro/min.)
2.4
3.1
Max. Oxígeno por Latidos (c.c.)
10-13
15-20
Max. Tasa de Respiración
46
40
Max. Volumen Respiración
3.5
5.0
Max. Capacidad de Respiración (litros/min.)
100
170
Max. Volumen de Respiración por minuto (L/m.)
90
110
Las pruebas han demostrado que las mujeres necesitan la misma cantidad de oxígeno que los hombres para realizar las mismas actividades. Por consiguiente, las mujeres al tener menos capacidad disponible, su rendimiento será menor que el de los hombres.
Antes de ir a una posible diferenciación en los entrenamientos de mujeres y hombres. Creo necesario investigar las diferencias de desarrollo que tienen ambos sexos.
1.        Estructura especial/características funcionales
En el caso de los bebés recién nacido, los huesos de los hombres son más pesados que los de las mujeres. El grado de crecimiento en ambos sexos es similar hasta la pubertad. Las mujeres son, sin embargo, adelantadas en el desarrollo del esqueleto óseo y en varios ítems más lo cual, como lo describiré más adelante, son factores importantes en detectar y desarrollar talentos.

Las siguientes características son relevantes para las mujeres:

a) Período más corto de crecimiento - La pubertad comienza más temprano. El crecimiento total es alcanzado antes que los hombres.
b) Extensión más pequeña del segundo periodo de crecimiento - De acuerdo con el Dr. H. Milicer, el máximo grado de crecimiento anual en el largo del cuerpo es de 9.0 cm. Para los hombres y 7.7 cm. Para las mujeres.
c) Grado de maduración sexual más rápida - El tiempo entre la etapa del segundo desarrollo cuerpo y el segundo período de crecimiento es solamente la del mitad (6 meses para las mujeres y 13 meses para los hombres).
Durante la pubertad las diferencias entre los sexos son claramente reflejadas en las proporciones físicas.
Las características especiales de la construcción del cuerpo y sus proporciones con las mujeres causan ciertas diferencias en la anatomía y en funciones de muchos sistemas y órganos, por ejemplo:

Circulación sanguínea: Hasta los 8 años de edad el tamaño del corazón es casi el mismo en las mujeres que en los hombres; entre los 11 y 13 años de edad es algo más grande en las mujeres, aunque después es considerablemente más pequeño. La post-pubertad decrece la actividad del corazón en menor grado en las mujeres que en los hombres, lo cual resulta un mayor grado de pulsaciones en las mujeres que en los hombres.

Sistema respiratorio: El sistema respiratorio es completamente desarrollado más rápido en las mujeres (14-15 años) que en los hombres (18 años).

Metabolismo: Por kilogramo de peso del cuerpo, es más bajo en las mujeres que en los hombres. Esto probablemente tenga que ver con la gran cantidad de depósitos de grasa de las mujeres

Utilización de oxígeno: Es menor en las mujeres.

Oxígeno en los músculos: Es utilizado mucho mejor en las mujeres.

Todo esto significa que las performances de las mujeres es menos que la de los hombres porque la estructura específica y funcional es diferente. Esta diferencia comienza a la edad de 7 u 8 años.

Las mujeres llegan al pico de su performance física a la edad de 15 a 16 años, mientras que los hombres llegan entre los 18 y 20 años
                                                                                                                                        
2. Factores especiales del desarrollo psicomotricidad

En los comienzos de la niñez el desarrollo psicomotriz es casi igual para ambos sexos. Sin embargo, entre las edades de 4 y 6 años la diferencia en esta área comienza a ser notable. Las mujeres tienen resultados pobres en correr, saltar y lanzar, y son más débiles en las áreas de fuerza y agilidad.

El en 8° año la diferencia a favor de los hombres es notablemente clara en la fuerza, velocidad, resistencia, agilidad y tiempo de reacción. Durante la pubertad (12 a 15 años) estas diferencias llegan a ser mucho más significativas.


       
                                                


                                                   


                                                


                                               COPA FEDERACION

Capitan Gerry Wortelboer y Florencia Labat ( jugadoras ausentes en foto Betina Fulco, Mercedes Paz y Patricia Tarabini)

                  



3. Actividad física e interés deportivo de mujeres


Como vimos antes, en los comienzos de la niñez las diferencias en las actividades físicas y actitudes entre los sexos es notable. Las mujeres prefieren juegos tranquilos con menos desgaste muscular y mucho menos movimiento físico. Los hombres tienen una mayor capacidad de competitívidad en los juegos.
En los comienzos de la niñez las mujeres prefieren saltar y realizar más ejercicios de ritmo y equilibrio. Los hombres prefieren lanzar y correr como también hacer juegos que intervenga la fuerza y la velocidad.
Las mujeres se retiran de la actividad deportiva durante la pubertad más que los hombres.
"Las mujeres tratan de enfatizar su feminidad y lo esencial de su propia persona, los hombres quieren impresionar con su fuerza física, su destreza y cuan inteligente son". Es interesante, pero no sorpresivo, que la investigación ha demostrado que las mujeres que practican deporte competitivo tengan una silueta esbelta y tengan menos depósitos de grasa. Como también no existe evidencia alguna que el entrenamiento atlético pueda hacer a las mujeres "machotas" en apariencia.

Sin embargo, se puede observar que las mujeres que tienen una contextura física fuerte tienden más a menudo a jugar deportes. Esto es un factor muy importante para seleccionar y desarrollar talentos. Lo noto y más en el tenis. Las mujeres con figuras varoniles no solamente tienen mayor talento en varias áreas donde se determina la performance, sino también realizan un progreso más rápido y llegan a mantener más alto el nivel de performance.
Para seleccionar y buscar talentos es importante saber que una persona que comienza más temprano en un deporte competitivo será más adelantada físicamente, por eso el porcentaje de hombres en el deporte es mayor. Varios autores sostienen que las mujeres que son bien constituidas físicamente, que de alguna forma retardan en su desarrollo físico justifican la esperanza de lograr buenos resultados en el deporte.

Respecto al problema de seleccionar personas para el deporte, el porcentaje de potencial en jugadores de alta competencia entre mujeres de constitución física promedio es menor que los hombres de constitución física promedio.
Una comparación en la medida de los huesos, lo cual no es alterada por entrenamiento, las mujeres entrenadas o no entrenadas, llevan a la conclusión que la constitución física de las atletas testeadas se aproximan a la constitución física de los hombres.
Todos estos resultados de varias investigaciones pueden ser observadas en un alto grado en el tenis. Por ejemplo, Navratilova, Wade, King, Sabatini, Sánchez, Martínez, etc., podemos decir que prácticamente todas ellas han tenido y tienen una figura varonil. Tanto como la nueva generación como Hingis, Williams, Lucic, Davenport, etc. 
                            

                                               
La parte psicológica de la mujer tenista
Estos valores deberán ser solamente considerados en relación a los atletas masculinos de alta competencia y no al resto de la población. Si las mujeres son más ansiosas que los hombres, es solamente en comparación con los atletas de alto rendimiento y no con la gente común, con las mujeres que no son atletas o atletas de performance.
Intelectualmente, hay diferencias muy insignificantes entre hombres y mujeres. A una inteligencia relativamente de nivel alto, se notó en el valor del pensamiento y en especial el crítico.
Las mujeres atletas están gobernadas más por sus sentimientos y son más delicadas, y por consiguiente, reaccionan más en forma sentimental, impacientemente y a menudo con mayor nerviosismo.
Fue encontrado que no hay gran diferencia en la cantidad de agresión entre hombres y mujeres, pero la agresión de las mujeres es más sutil en su forma, más intelectual y verbal. En cambio, la agresión de los hombres tiende a ser más física e impetuosa. Todas las investigaciones demostraron que las mujeres deportistas mostraron grandes rasgos de ansiedad. Además, son menos decididas que los hombres. Las mujeres tienden a tener mascotas, especialmente para esconder sus miedos. Se apoyan más en las personas que más cerca de ellas están y esperan ayuda de afuera cuando se encuentran en problemas, más a menudo que los hombres.
La estabilidad física parece ser un factor del cual depende mucho del nivel de entrenamiento. Cuanto más capaz la mujer deportista es, tiene menos signos de inestabilidad física. De acuerdo a las investigaciones las mujeres son generalmente físicamente más susceptibles que los hombres.
Las mujeres se preocupan más acerca de su salud y de sus funciones físicas. Lo ideal de la belleza femenina parece ser el factor decisivo: Uno tiene miedo de perder su gracia y encanto.
También, las mujeres que poseen mayor disposición que los hombres, y tienden a ser más excitables y depresivas. Su confianza en ellas mismas es también menor, han sido catalogadas como inseguras y faltas de autoconfianza.
Hay muy poca diferencia entre los hombres y las mujeres cuando se trata de ser introvertido o extrovertido, aunque las mujeres son más individualistas que los hombres. Las mujeres deportistas pueden ser influenciadas más fácilmente, son más dependientes, sensitivas y se adaptan más que los hombres. Esto demuestra específicamente los grandes deseos de aprender durante los entrenamientos, tener mejor disciplina y se adaptan mejor en los grupos de entrenamiento. Tienen una gran necesidad del entrenador y de otras personas en donde puedan confiar. Son muy abiertas y agradecidas para recibir sugerencias.
Las mujeres deportistas de alto rendimiento, de acuerdo con las investigaciones, son más disciplinadas, diligentes y, en cierta manera más conscientes que los hombres. Con respecto a la ambición, los resultados son conflictivos.
Las consecuencias del entrenamiento con las mujeres de alto rendimiento son: Desde el punto de vista del desarrollo técnico en ciertos deportes, no hay mucha diferencia. Las tareas motoras pueden ser rápidamente aprendidas y realizadas tanto en las mujeres como en los hombres.
Las entrevistas e investigaciones entre los entrenadores sobre la teoría de los entrenamientos demostraron que no hay importantes diferencias en las actitudes de aprendizaje y práctica entre las mujeres y los hombres.
Tampoco, hay mucha diferencia en la parte intelectual. La velocidad de aprender nuevas cosas, la habilidad del tiempo de aprendizaje y la aplicación del mismo.
Con respecto a los entrenamientos, sin embargo, las mujeres desarrollan virtudes como la perseverancia, disciplina y mayor énfasis en el trabajo. Debido mayormente a la dependencia que tienen con el entrenador.
Antes, de ir a los problemas del tenis, me gustaría dirigirme brevemente y específicamente a una cuestión femenina en conexión con el alto nivel competitivo de las mujeres, llamado pubertad y menstruación. La mayoría de las mujeres el primer signo de pubertad aparece en su 11° año, las mujeres que hacen deportes de competición estos signos aparecerán aproximadamente 6 meses más tarde.
Promediando, hay más o menos 6 meses entre el primer signo de la pubertad y el pico del segundo período de crecimiento, y más distante 12 meses de la primera menstruación, donde concluye el período más intensivo de! crecimiento.
En este período ocurre el mayor desarrollo de la parte motriz y de la fuerza física.

La edad. de la pubertad es el período más problemático y controversial con respecto a la carga de trabajo con las mujeres, y también con los hombres. El mecanismo motor o motricidad no trabaja tan bien durante el segundo período de crecimiento.
Durante la menstruación muchas mujeres están físicamente alteradas y les cuesta realizar cualquier clase de esfuerzo.
La reacción durante la menstruación en una mujer deportista adulta es muy individual y depende como ella se adapta a eso durante el entrenamiento. En el 85% de las mujeres deportistas el efecto de la menstruación en sus performances no es importante. Aunque, durante los primeros 2 días la cantidad de carga de trabajo debe disminuir, tanto en las mujeres jóvenes como en las adultas.
En el caso de las mujeres deportistas en donde su performance declina seriamente durante la menstruación, la menstruación puede ser pospuesta por el tiempo de competición con la ayuda de un tratamiento hormonal.
Las investigaciones demuestran que, para la mayoría de las mujeres, la menstruación y también los tres meses de embarazo no impiden el entrenamiento ni la competición. El nivel más alto de performance es logrado en la fase postmenstrual (5° al 11° día) con el nivel de ascenso del estrógeno. El nivel normal es alcanzado en el periodo entre dos menstruaciones (12° al 22° día), y éste es el periodo de mayor objetivo para el juicio de la performance. La fase antes de la menstruación (23° al 28°), especialmente los días justo antes, son considerados los peores para lograr una buena performance en la competición. Durante la menstruación, las performances pueden ser indiferentes, levemente afectadas, o buenas.
Es de gran importancia para los entrenadores que todas las inhibiciones con respecto a este tema sea completamente hablado con sus jugadoras mujeres, porque solamente de esta manera el entrenador puede interiorizarse de los problemas individuales de cada jugadora mujer. Admito que, especialmente con jóvenes jugadoras, ciertos sentimientos de vergüenza son difíciles de sobreponerse, pero cuanto más natural y simple el entrenador habla del tema, más rápidamente puede ganar la confianza de la jugadora. Creo que este tema debería ser manejado tan natural como los problemas del saque, o como hablar sobre la estrategia del juego. Las mujeres son básicamente entrenables como los hombres, pero nunca pueden lograr los mismos resultados que los hombres.
El bajo nivel de performance 'de las mujeres es causado por factores anatómicos, fisiológicos, psicológicos y genéticos. Las mujeres alcanzan el 50%, mientras que los hombres alcanzan el 95% en las performances atléticas.
Los resultados logrados por las mujeres no solamente en gimnasia, natación, patinaje, sino también en tenis, demuestran que la edad de máxima performance, y la edad de nivel mundial es alcanzada por las mujeres antes que los hombres debido al adelanto biológico de las mismas y también a su capacidad de trabajo.
La edad promedio de la clase mundial es aproximadamente a los 18 años actualmente y posiblemente en el futuro se verá 2 ó 3 años antes.
Las mujeres que comienzan con el tenis entre los 6 u 8 años, tendrán lo que se llama "Los años perfectos de la niñez", que se aprende entre los 9 y 12 años. Esto está caracterizado por el control físico, fácil aprendizaje de nuevas acciones, movimientos prácticos y conscientes, como también una pronunciada receptibilidad para la estimulación motora. Pueden aprender el completo ABC de la técnica del tenis y pueden perfeccionar los golpes en una etapa de desarrollo avanzado.
Hay signos de un desarrollo diferente en las mujeres y los hombres que practican tenis. Las mujeres serán clase mundial con 15 ó 16 años, mientras que los hombres entrarán a la clase mundial entre los 19 y 20 años. La búsqueda de talentos entre las mujeres debe comenzar a la edad de 7 u 8 años, aunque parezca muy cruel. Los entrenadores deben tener mucho cuidado en la enseñanza y la práctica en la niñez, adecuando la edad y el sexo del jugador, y evitar cualquier daño en la salud y la psiquis. A los 9 y 10 años los primeros torneos de experiencia deberían ser jugados, a los 12 años es incorporada la estrategia y la táctica, a los 14 años debería tomar parte en torneos juveniles y en adultos, y a los 15 años deberían intervenir en los torneos internacionales juveniles y adultos. De acuerdo a su habilidad de juego, tiempo y oportunidades y siempre con la mira al tenis de clase mundial.

Siempre se pensó que las mujeres eran más débiles que los hombres y por ello deberían ser protegidas y darles más tiempo, etc., etc. Lo opuesto es verdad, las mujeres no son tan fuertes como los hombres, pero desde el punto de vista del desarrollo biológico las mujeres están entre 1 y 3 años adelante de los hombres.
De acuerdo con esto, las mujeres son tan entrenables como los hombres. Las investigaciones hechas por Richard Schonborn, director y entrenador de la Federación Alemana de Tenis son las siguientes:

Las diferencias no son muchas en el plano físico, pero en el plano psíquico hay cualidades especiales muy diferentes a los hombres.

Cuando el trabajo es simple, es más fácil trabajar con las mujeres que con los hombres, pero cuando los problemas aparecen es mucho más difícil. ¿Por qué?

Las mujeres son de por sí, mucho más disciplinadas, perseverantes, sensitivas y conscientes que los hombres. Estas cualidades permiten al entrenador llevar un programa de entrenamiento sin interrupción. Sin embargo, por otro lado, las mujeres son más ansiosas, desconfiadas, y más gobernadas por sus sentimientos, y, por esto, son más sensibles, nerviosas, vanidosas, envidiosas, impacientes y por naturaleza más depresivas y más agresivas. Cuando se trabaja en grupo, el entrenador debe tener flexibilidad para manejar estas cualidades, especialmente cuando hay rivales en el grupo y particularmente no se llevan muy bien. El entrenador tiene dificultad cuando trata de dividir su atención objetivamente con todos los miembros del grupo, la N° 1 automáticamente demandará más atención y cuidado del entrenador. Por esta razón, en el circuito internacional hay más entrenador-jugador: el jugador quiere a su entrenador enteramente para si mismo y no quiere compartirlo con su compañera, y menos con una posible rival.

La gran sensibilidad de la mujer no solamente necesita al entrenador de tenis sino alguien en quien apoyarse y confiar plenamente. Son mucho más inclinadas a ser individualistas y egoístas que los hombres.
En los torneos, pueden aparecer otras características específicas, principalmente psíquicas las cuales no son fáciles de manejar. Cuando fracasan, pueden entrar en un estado de depresión psíquica y perturbación psicológica en donde se necesita un tratamiento personal muy especial. Todas estas cualidades requieren ayuda y protección en una forma individual y es por esto la necesidad de un entrenador personal.
Los entrenadores nacionales se encuentran enfrentados con esta situación cada vez más y más, donde después de años de entrenamiento un grupo bajo su protección, se rompe y el jugador demanda o busca un entrenamiento personalizado. Debido a nuestro trabajo no podemos cumplir con ese rol, y es entonces cuando los entrenadores privados y managers toman enteramente al jugador.
Se han enumerado problemas específicos en relación a las diferencias de entrenamientos entre las mujeres y los hombres, basadas en investigaciones científicas y experiencias tomadas desde todo el mundo.
Estos conocimientos deberían ser considerados por la mayoría de los entrenadores para mejorar la enseñanza y poder lograr mejores resultados en el futuro.
                         

                             Betina Fulco con su entrenador Gerry Wortelboer